Follow:
(life)style

5 reglas de oro para salvar el semestre

¡Hola a todos! Aquí reportándose una nerd que no sale los viernes porque se queda en casa, ordena sushi y ve Netflix sin el chill; de ahora en adelante también que escribe para su blog 🙂

En mi universidad estamos a pocas semanas de salir de vacaciones y aún no me la creo, ¡Que se pare el mundo y me deje disfrutar poquito más este momento! Me gustaría gritar. Y es que no sé en qué se fue el tiempo, pero ya no está. Y eso solo significa dos cosas: me arrepiento o me aplaudo de lo mucho o poco que le eche ganas a las materias.

Admitámoslo, todos llegamos a ese punto. Nos da el síndrome de la Bella Durmiente, nos confiamos que sí vamos a pasar, de que no tenemos tantas faltas, de que no nos iremos a extra y de repente un día caes en la cuenta de que necesitas un nueve para aprobar. Tu mundo colapsa y te haces pipí en los pantalones (Espero que esto último no sea tu caso).

¿Es posible recuperarnos? ¿Es posible salvar esa materia? SÍ. SÍ AMIGOS, SÍ. Me pasó justo el semestre pasado con Fotografía Digital. Me daba dolores de cabeza pensar en los trabajos y proyectos que dejaba el maestro; de hecho no eran complicados, pero yo y Photoshop no congeniamos muy bien. Me veía perdida y sin embargo, apliqué estas reglas que les voy a presentar a continuación y lo logré (Si me tienen en snapchat seguro se acuerdan; mi username es sofiaponceli).

Sin darle más vueltas, les presento algunos consejos que considero indispensables si te encuentras en la crisis que cualquier estudiante de Universidad sufre y no quieres recursar o irte a extraordinario. Hay luz al final del túnel, amigo.

  1. No tires la toalla

Okay, hayas sacado un tres o un cinco, ¿Qué importa ya? Concéntrate en lo que sigue: el final. Aunque necesites una calificación alta para aprobar, si el de a lado puede lograrlo, tú también puedes. Una actitud negativa no es válida en estos casos, así que demuestra que puedes. Demuéstratelo a ti y a los demás.

  1. Ponte límites

Haz un recuento de las causas que te llevaron a esta situación: ¿Fue porque no prestabas atención en clase? ¿Faltabas mucho? ¿Salías todos los días con tus amigos? Sea cual sea, identifícala y dile adiós, porque si no es ahora, después te vas arrepentir. Sí, al principio cuesta mucho: por ejemplo si salías a tomar y te afectaba al siguiente día, puedes seguir saliendo pero ya sea limitando esas salidas o buscando no desvelarte tanto o ponerte tan borracho que al día siguiente no te aguantas la cruda (física y moral).

  1. Hazlo diferente

Si el plan A no funciona, siempre tendrás el resto del abecedario. Si el maestro no te explica bien, busca un tutor. O si eran trabajos en equipo y los demás no hacían nada, a pesar de que sean tus amigos, mejor cambia de compañeros. No tengas miedo de buscar alternativas, recuerda que es mejor tener más flechas para apuntar más veces.

  1. Sin enemigos

No le declares la guerra a nadie. Ni a tu maestro, ni a tus compañeros o a tu roomie. Ellos no tienen la culpa y guardando rencor no resolverás nada. Recuerda que una actitud positiva y realista es la clave. Tú eres tu propio enemigo, tú eres a quien debes superar. Busca ser mejor que ayer y así todos los días.

  1. Metas pequeñas, metas grandes.

Esta es muy obvia pero a veces no la tomamos en cuenta. Las acciones que realices hoy pueden parecer insignificantes pero conforme se van sumando, el cambio se hace notorio. Busca cumplir con todas las tareas para que no te bajen puntos, participar mucho en clase para que el profesor vea que tienes interés o estudiar todos los días, aunque sea media hora, el tema que viste en la materia. Da flojera pero después se vuelve una rutina, solo piensa en tu objetivo y que si empiezas hoy, estarás más cerca de él de lo que estabas ayer.

 

¡Listo! Espero que le sean útiles a alguien porque a mí me sirvieron muchísimo.

Quiero agradecerles a todos por al apoyo y la respuesta positiva que he obtenido del blog; me da gusto que les guste, así de simple.

Compartan este post con ese amigo que lo necesita (Todos tenemos uno). Todas mis redes sociales están arriba, en la pestaña de CONTACTO también me pueden mandar mensajes o aquí mismo, en los comentarios.

¡Hasta la próxima!

 

-Sofía.

You may also like

3 Comments

  • Reply Viry

    Mi situación en estos momentos con Filosofía :c. Genial, Ale!:)

    noviembre 7, 2015 at 2:27 am
  • Reply Atalasv

    Hola sofi…
    Me encanta tu blog, me gustaria que escribieras un poco sobre el tema del estudio y tu experiencia en la escuela. Gracias te adoro.

    enero 28, 2016 at 11:55 pm
    • Reply sofindie

      ¡Hola Atala! Muchísimas gracias por tomarte la molestia de dejarme un comentario 🙂 De hecho, la columna que escribí esta semana para el periódico de mi ciudad será sobre eso! Voy a compartir el link para que lo leas si no tienes acceso al formato físico, y de igual manera estoy planeando otras cosillas que tengan que ver con la escuela 🙂 Tenme paciencia y te aseguro que pronto las leerás. Compártelo con tus amigos! Gracias xx

      febrero 2, 2016 at 8:02 pm

    Leave a Reply