Follow:
Travel

PUEBLITO PAISA + MI COMIDA COLOMBIANA FAVORITA

Un must a visitar en la ciudad de la eterna primavera.

¡Hola! Por alguna razón había olvidado contarles sobre esta parte de mi viaje a Medellín y decidí dejar de posponerlo. Además, he incluido una pequeña recapitulación de mi comida favorita colombiana y vegana, lo cual ha implicado ser muy específica a la hora de ordenar fuera de casa y preguntar siempre cuáles son los ingredientes de lo que consumo.  Son cosas a las que tienes que acostumbrarte cuando eres vegano, pero no me molestan en absoluto.

En mi post de Medellín les conté que fui al Parque Lleras, a la Plaza de las esculturas de Botero, me subí al Metro, etc. Pues bien, el Pueblito Paisa fue lo primero que visité y ciertamente me gustó mucho. Ese día acabábamos de llegar después de cinco horas de viaje y el cansancio comenzaba a hacerse presente, pero nos lo aguantamos. La zona donde nos hospedábamos tenía muchas zonas de comida cerca excepto el Pueblito Paisa, pero nos lo habían recomendado mucho así que nos valió la distancia.

1pp

Cada ciertas cuadras nos deteníamos a pedir indicaciones para asegurarnos que íbamos bien. Incluso había personas que cuando las decíamos que íbamos al Pueblito Paisa, nos miraban como de “¿Y por qué no toman un taxi?”; en su momento yo también me lo cuestioné, ¿Pero saben qué? La mejor manera de conocer una ciudad (en especial cuando no vas a estar por mucho tiempo) es recorriendo sus calles, platicando con la gente y acostumbrándote al ritmo de ellos. Creo que te permite tener una visión más real, más antropológica.

2pp

3pp

45 minutos después (incluyendo subir una pequeña colina) logramos llegar. Pueblito Paisa es justo como se escucha: un lugar donde venden muchas artesanías, hay restaurantes al puro estilo paisa, una iglesia y un mirador. Los platillos de los restaurantes oscilaban entre los 12,000 y 22,000 pero en la parte de abajo hay unas fondas donde puedes comer el platillo típico por 6,000. Ya depende mucho de tu presupuesto y qué es exactamente lo que quieres comer.

6pp

9pp

7pp

10pp

Anduvimos paseándonos entre los puestos de artesanías y me vi súper tentada a comprar estas pulseras-anillo que ven abajo. Las hacía un señor reciclando cosas (excepto la piedra, claro) y se veía que realmente se esforzaba por transformarlas en joyería. Terminé no comprándolos porque se salía de mi presupuesto y no se me hizo justo reggatearle.

12pp

11pp

También hay un mirador PRECIOSO donde puedes acostarte en el pasto o tomarte mil fotos con la bandera de tu país. Incluso hay un puesto de información para consultar el mapa de Medellín (¡te lo regalan!), actividades por hacer y tours por la ciudad. Hay mil lugares que puedes visitar, el chiste está en buscarlos.

8pp

13pp

14pp

15pp

4pp

18pp

Y ahora, pasando a mi comida favorita vegana (hasta ahora) sin un orden específico:

  • Yuca frita son como dedos de queso pero de yuca y soy adicta a ellos.

  • Sancocho es un caldo que se prepara diferente en todos lados y generalmente lleva carne PERO en mi casa lo preparan con cilantro, yuca, papa y plátano.

IMG_2565

  • Chontaduro es una fruta que no sabría cómo describirles en cuanto a sabor, pero me encanta.

  • Limonada de coco esto no es comida pero tenía que incluirlo porque es la primera vez que pruebo algo así. ¿Limonada con coco? Oficialmente mi bebida favorita para el verano

  • Patacón con hogao El patacón es plátano verde que aplastan y fríen. Se come con hogao, que es salsa hecha de tomate y cebolla (solo falta el chile para hacerla mexicana).

  • AREPAS Son como las tortillas, hechas de maíz pero mucho más gruesas. Hay muchos tipos de arepas (no solo se come en Colombia sino también en Venezuela y Panamá) y a mí me gusta comerlas con aguacate.

  • CHOCLITOS Son las papas más ricas que he comido en Colombia. Sabor a limón con sal, solo me falta la salsa Valentina para sentirme en casa.

 

¡Y eso es todo en cuanto a lo que he probado! No he sufrido en cuanto a la comida, contrario a lo que muchos piensan. Y tampoco estoy traumada con ponerle salsa a todo (ya que ni siquiera me gusta el ají) porque quiero probar la comida de este país tal y como es, no intentar “mexicanizarla”.

¡Nos leemos en la próxima!

 

-Sofía.

 

You may also like

1 Comment

  • Reply Claudia Gabriela Tena Avalos

    Qué hermoso relato hija y la comida muy rica se aprecia sigue disfrutando mucho ❤️

    julio 7, 2016 at 2:06 pm
  • Leave a Reply