Follow:
Travel

WHEN IN CARTAGENA

“Me bastó con dar un paso dentro de la muralla para verla en toda su grandeza a la luz malva de las seis de la tarde, y no pude reprimir el sentimiento de haber vuelto a nacer”. 

—Gabriel García Márquez respecto a Cartagena de Indias.

Esta fue la última ciudad que conocí de Colombia y me enamoré por completo, lo digo en serio. Semanas antes me puse a leer el libro De amor y otros demonios para irme dando una idea (porque se ambienta en este lugar) pero no me imaginaba, ni siquiera entonces, que me iba a gustar tanto.

Para que tengan un poquito de contexto: Cartagena de Indias es la capital del departamento de Bolívar. Fue fundada en 1533 y está localizada en las orillas del mar Caribe. Es una ciudad llena de historia que junto con sus playas, se ha convertido en destino turístico de Colombia y Patrimonio de la Humanidad.

118

126

Primero les hablaré de los vuelos. La aerolínea más barata es VivaColombia y si los compras con tiempo, puedes obtener boletos a precios geniales (el mío costó $1,450 mexicanos ida y vuelta). El único inconveniente es que solo puedes llevar equipaje de mano que pese menos de 5 kg. Fuera de eso, tiene las mismas comodidades que un avión tradicional.

Después, el hospedaje. Nosotros habíamos considerado quedarnos en una casa de AirBnb pero por diversos motivos, no la reservamos. Así que en cuanto llegamos al aeropuerto nos dispusimos a buscar dónde quedarnos. Fuimos directo a la Calle de la Media Luna y de ahí giramos en la Calle de la Serpe, que es donde encontramos por pura casualidad el hostal de Mamá Waldy.

Ese hostal ha sido uno de mis favoritos de todos los que he conocido porque primero, el precio era razonable (30 mil es decir, 180 mexicanos) y tú elegías si querías compartir habitación o no. Nosotras éramos cinco y nos acomodaron juntas  en un cuarto con literas y aire acondicionado. El desayuno estaba incluido, había agua de limón todo el día, te incluía internet y el aseo del cuarto además de que había una cocina para que hicieras uso de ella. A tres cuadras nos quedaba el súper mercado.

La zona del Hostal estaba en el barrio de Getsemaní. Cartagena de Indias está dividida en dos: Getsemaní y la Ciudad Amurallada. Los hoteles están en Boca Grande y Castillo Grande (playas) del lado de la Ciudad Amurallada. Si tienes los recursos o vas con tus papás, está mucho mejor quedarse por aquí, claro. Pero honestamente, hospedarse en Getsemaní tiene otras ventajas: es súper céntrico, más barato y conoces con mayor detalle la ciudad.

Hay muchos lugares que puedes visitar en Cartagena. Nosotros estuvimos paseándonos por la ruta del graffiti, visitando distintas plazas, el Mausoleo de García Márquez, el Museo de Oro, el Museo del Chocolate.

97

178

179

110

Hay otros más como el Museo de las Esmeraldas o el Palacio de la Inquisición pero tienen costo o necesitas ir con un guía para obtener el acceso. Otra gran opción es hacer el tour de la chiva que te lleva al Castillo de San Felipe, al Convento de La Popa en el Cerro, a la Bahía y la bodega de artesanías (el recorrido costó 30 mil si no mal recuerdo).

112

113

148

156

 

160

164

 

La zona rosa es en la Calle de la Media Luna, pues está repleta de bares y antros. Recuerdo que el miércoles que llegamos había una fiesta para todos los extranjeros en uno de los hostales y no cobraban la entrada hasta cierta hora. La Plaza afuera de la Iglesia de la Trinidad tenía un gran ambiente también, con cafés, bares y puestos de comida alrededor.

122

127

129

Cruzando la Torre de Reloj, del otro lado de la Muralla también había muchos antros pero obvio, más caro (no todos con cover). Lo que nosotros hacíamos era caminar hasta una parte de la muralla que daba al mar, sentarnos y simplemente mirar las olas o el atardecer. Aquí también hay un restaurante así que podíamos escuchar la música y ambientarnos poquito.

133

En TripAdvisor pueden encontrar mucha información sobre los museos y restaurantes (fue mi salvación). Cerca de la Plaza de Santo Domingo está la  calle de la Iglesia donde solo venden helados y en particular hay una llamada Gelateria Tramonti que me fascinó porque ¡TENÍAN HELADO DE CHOCOLATE VEGANO! Tenía meses queriendo probar uno que estuviera decente y este no me decepcionó para nada. Incluso al día siguiente volví por otro y mis amigos lo probaron y les gustó también.

IMG_3418

Por último, para comprar recuerditos, en la muralla hay muchos puestitos donde puedes regatear o también la bodega de las artesanías pero quieras o no, aquí es más caro. Les recomiendo 100% ir con el señor Milton en la Calle Gastelbondo Local 101-B. Nos atendió genial (me dio la clave del internet para poder mandarle fotos a mi mamá de los recuerdos y ver qué color quería), nos dio descuento y tenía ventilador (YEEEEI).

IMG_3668

117

174

176

Estas fotos se quedan cortas con lo increíble que es Cartagena. Espero volver algún día y darme la oportunidad de ir a Barranquilla, Tayrona y San Andrés.

182

¡Nos leemos en la próxima y gracias por compartir este viaje conmigo!

 

-Sofía.

 

 

You may also like

1 Comment

  • Reply Claudia Gabriela Tena Avalos

    Hermoso hija que alegría ver todo por lo que pasaste tan bien ya iremos todos juntos para allá

    agosto 3, 2016 at 2:29 pm
  • Leave a Reply