Follow:
Travel

WHEN IN SALENTO

Entre palmas, paseos en jeeps y helados veganos. Así defino mis visitas por Salento.

¡Hola! Lo sé, anduve muy desparecida, pero entre que ya estoy de regreso en México (¡Al fin!) y tengo pendientes que debo resolver sobre la universidad (¡Ugh!), mis días se van consumiendo y en menos de lo que recuerdo, ya es hora de dormir y no tengo fuerzas para escribir en el blog. Eso sí: he estado escribiendo muchísimo, y es que ahora tengo otros planes que quiero retomar respecto a mi camino como escritora. Cualquier noticia se las haré saber por aquí, de eso no se preocupen.

Así que bueno, ¡Salento! Se los mencioné muchas veces en Facebook porque las dos veces que fui, me tocó la mala suerte con mi celular y no podía subir mis historias en Snapchat pero bueno, por lo menos la cámara nunca me falló y aproveché para llenar la memoria tomándole foto a cada cosa bonita que veía y que verán ustedes a continuación.

9rs

11rs

Salento es el municipio más antiguo del departamento de Quindío y es un pueblo muy turístico, pintoresco y artesanal. Es reconocido principalmente porque aquí se encuentra el Valle del Cocora donde podrás admirar un paisaje bellísimo repleto de palmas de cera (emblemáticas de Colombia).

10rs

La razón por la que fui dos veces es que la primera acampé en una finca con mis amigos y me quedé con muchas ganas de recorrer el pueblo (digo, no es muy grande pero vale la pena pasar un día aquí). La primera vez anduvimos por el mirador que da vista a todo Salento, las escaleras de colores, la aldea de los artesanos y la plaza principal. Comimos en un puesto por 7,000 la comida típica y no estaba mal pero prefiero la de Pereira.

14rs

16rs

23rs

La segunda vez anduvimos por las tiendas de la Calle Real donde encuentras artesanías, recuerdos, alimentos a base de café, restaurantes típicos y helados (VEGANOS YES). La calle al costado, unas tres cuadras hacia abajo me llevó a un restaurante vegano ¡Bellísimo! Fue como encontrar agua en el desierto.  El menú estaba súper variado y a un precio razonable. Hubieran visto mi cara de felicidad cuando probé la hamburguesa (me costó diez mil pero el tamaño era enorme, casi no me la acabo). Ese día mi estómago fue inmensamente feliz.

24rs

No me hospedé nunca en Salento pero hay muchísimas opciones de hoteles y hostales, así que seguro se encuentra algo que se ajuste al presupuesto. También está la opción de acampar claro, y dicen que acampar en el Valle del Cocora es una experiencia única.

Yo no recorrí todo el Valle porque a) hacía mucho sol b) estábamos cansadas de todo lo que acabábamos de comer y c) era tarde y el trayecto es muy largo (de tres a seis horas, según me han dicho). Sin embargo, recomiendan hacerlo a primera hora de la mañana para recorrerlo todo y llegar a las cascadas o la casa del colibrí. También puedes rentar caballos pero en serio, no lo hagan. Si para nosotros es cansado ir caminando, ahora imagínense para estos pobres animales hacerlo diario múltiples veces y cargando a alguien 🙁

6

8

23

39rs

16

También cabe mencionar que cuando fui estaba el 2° Festival Internacional Cine en las Montañas. Era el último día y no pude asistir a ninguna proyección pero a juzgar por el programa que me dieron, fue una muestra cinematográfica muy buena que seguro irá mejorando año tras año. Les dejo aquí su página de Facebook  por si les interesa.

Y nada, ténganme paciencia para ir subiendo los posts de los demás lugares que visité estando en Colombia 🙂 También les prometí un giveaway y lo voy a cumplir. Trust me.

¡Nos leemos en la próxima!

 

-Sofía.

You may also like

1 Comment

  • Reply Claudia Gabriela Tena Avalos

    Muy buena reseña hija y la verdad me da mucho gusto que hayas tenido esa hermosa oportunidad de vivir esas experiencias y más feliz de que ya te tenemos aquí en casa sigue así y llegaras muy lejos lo sé ❤️

    julio 23, 2016 at 10:37 pm
  • Leave a Reply